Descubre los diferentes tipos de impresión

tipos de impresion colores en carteles publicitarios

Descubre los diferentes tipos de impresión

Por impresión se entiende a la acción y al resultado de reproducir copias a partir de un original, bien sean imágenes o textos. Para poder imprimir se necesita un original, un medio de transferencia, tinta y un sustrato. Podemos hacer multitud de clasificaciones a partir de estos elementos: impresiones artesanales (Grabado, xilografía, aguafuerte, etc.), industriales (serigrafía, flexografía, tampografía, huecograbado, offset, etc.) o digitales (inyección de tinta, laser), sistemas de impresión directa o indirecta, etc. Sin embargo, en la actualidad, los tipos de impresión más utilizados, se pueden dividir básicamente en dos: OFFSET y DIGITAL.

Conocer un poco más sobre los tipos de impresión más comunes

  • La impresión Offset, reproduce imágenes y documentos sobre papel o materiales similares, aplicando tinta a una plancha metálica. La plancha metálica tiene zonas oleofilas, que se imprimen y admiten la tinta, y zonas hidrófilas, que no tienen imagen y que por tanto no se imprimen, y que aceptan el agua pero no la tinta.
  • La impresión digital consiste en la impresión directa desde un archivo o documento electrónico, a una amplia variedad de soportes, sin necesidad de utilizar placas o cualquier otro tipo de paso intermedio. Hay dos tipos de impresión digital: inkjet y tóner.
  • La impresión Inkjet o de inyección de tinta, se basa en un cabezal de impresión dotado de pequeños inyectores que rocían tinta a la superficie del soporte. La tinta, líquida, se solidifica tan pronto es transferida.
  • La impresión con tóner se basa en el uso de partículas con pigmento, de forma que, mediante atracción electroestática se deposita tinta seca en el papel y se fija mediante presión o calor.

 Diferenciando ambos tipos de impresión

sistemas de impresion

La principal diferencia entre ambos tipos de impresión, es que el offset es idóneo para reproducir tiradas grandes, con mayor rapidez, calidad y menor impacto en el papel, mientras que la impresión digital está indicada para tiradas más pequeñas. El offset requiere de una maquinaria grande, con elevados costes de mantenimiento y arranque, no siendo competitivo en pequeñas tiradas, mientras que la impresión digital utiliza máquinas más pequeñas, no precisa planchas ni costes añadidos, y reproducen los archivos directamente desde el ordenador.

Con respecto a la diferencia entre los dos tipos de impresión digital, inkjet y tóner, el inkjet ofrece una calidad superior, con mayor nitidez y un nivel de brillo igual al del soporte utilizado. Tiene como inconveniente que es más costoso, sobre todo si tenemos en cuenta los costes de mantenimiento (limpieza de cabezales). La impresión tóner tiene problemas para reproducir detalles finos y suelen presentar un acabado brillante, pero tiene unos costos considerablemente más reducidos.

En la actualidad, los avances tecnológicos han facilitado la aparición de un sistema mixto, offset-digital, que, basado en el proceso de impresión offset tradicional (cilindro cubierto por mantilla de caucho, que transmite la imagen al papel), se diferencia del mismo en que permite que la imagen impresa se cree directamente desde archivos digitales y a diferencia de los sistemas de impresión digital, se utiliza tinta líquida en lugar de tóner. El resultado de este hibrido es una calidad similar al offset pero eliminando los procesos intermedios de preimpresión, no hay planchas, ni costes de arranque ni de calibración.