Aprende más acerca de la profundidad de color

profundidad de bits

Aprende más acerca de la profundidad de color

La profundidad del color es un concepto con el que están familiarizados todos aquellos que realizan labores de fotografía, diseño y servicios de impresión. Términos como resolución, bits y pixeles son usados muy a menudo y tienen relación directa con los colores, ¿De qué forma? En las siguientes líneas te lo explicamos al detalle.

Cuando hablamos de profundidad del color de una imagen nos estamos refiriendo a la cantidad de colores diferentes que puede contener cada uno de los pixeles que forman parte de un archivo gráfico. Dicho de otro modo, la profundidad de color depende de cuánta información se puede almacenar en un pixel; mientras un pixel contenga más bits de información, más colores tendrá disponibles y, por ende, será más nítida la representación del color en la imagen digital; es decir, mayor será la profundidad de color.

Diferencias entre las distintas profundidades de color

Para tener en claro cuáles son las diferencias entre las distintas profundidades del color hay que entender cuántos colores puede tener un pixel. Los archivos digitales almacenan números 0 y 1, es decir, en sistema binario. Entonces, el color que deseamos mostrar en un pixel lo vamos a representar con un número. La capacidad de información de cada pixel nos va a determinar los colores que podremos representar.   De esta forma obtenemos las siguientes equivalencias:

  • Para una profundidad de color de 1 bit (0 y 1) podremos representar 2 colores diferentes.
  • Para una profundidad de color de 2 bits (00 10 01 11) podremos representar 4 colores diferentes.
  • Para una profundidad de color de 3 bits, podremos representar 8 colores diferentes.
  • Para una profundidad de color de 4 bits, podremos representar 16 colores diferentes.
  • Para una profundidad de color de 8 bits, podremos representar 256 colores diferentes; normales para las imágenes de escala de grises.
  • Para una profundidad de color de 16 bits por pixel, podremos representar 65,536 colores diferentes, denominando a este tipo de imágenes como de High Color.
  • Para una profundidad de color de 24 bits por pixel, podremos representar 16,7 millones de colores diferentes, siendo éste el estándar para las imágenes en color. A estas imágenes se les denomina de True Color.
  • Para una profundidad de color de 32 bits por pixel, podremos representar 4294,9 millones colores diferentes.

JPEG vs RAW

raw o jpg

 

El formato sin compresión RAW viene disponible en la mayoría de las cámaras digitales de gama alta. Sirve para almacenar toda la información que es recogida por el sensor de la cámara digital, sin perdida. Permite trabajar con más de 8 bits con lo que se puede conseguir tonos de muy buena calidad; no obstante, entre sus principales desventajas está el gran tamaño de su archivo y el tiempo que demora su procesamiento.

Por su parte, el formato JPEG, es comprimido, por lo que ocupa menor espacio, solo entre 1Mb y 3 Mb por una foto tomada por una cámara de 8Mpx. A diferencia del RAW, el JPEG no suele requerir post procesado; es más nítido y tiene un contraste más alto.

Determinar cuál de ellos elegir va a depender de diversos factores propios de cada necesidad. Por ejemplo, si el espacio es determinante, con JPEG vamos a poder almacenar hasta tres veces más cantidad de imágenes; además, el JPEG evita tener que realizar algún tipo de postprocesado. Sin embargo, si lo que buscamos es calidad de imagen, el formato RAW es el ideal.