Evolución de la publicidad gráfica en los últimos 100 años

la historia de la publicidad

Evolución de la publicidad gráfica en los últimos 100 años

La publicidad gráfica es una de las formas de comunicación más efectiva para lograr una relación emocional entre los productos y sus consumidores; por eso es usada por las empresas a fin de crear un feedback adecuado entre ellos. Este formato visual se vale del uso de las letras, las imágenes y los colores para crear un mensaje claro y sugerente, que genere recordación de marca.

Si bien hay registros de este tipo de publicidad desde tiempos ancestrales y luego con la aparición del comercio y el intercambio de bienes, su historia actual empieza a finales del siglo XIX, de la mano del francés Jules Chéret quien, con el uso de la litografía, elaboraba carteles orientados a anunciar espectáculos que se desarrollaban en su ciudad. Es gracias a esta técnica y a otros procesos de impresión que se dieron más adelante, que la publicidad gráfica se puso al servicio de los negocios y sus productos.

Posteriormente, con la llegada del siglo XX, se dio inicio al desarrollo y profesionalización de la publicidad gráfica a la par con los avances tecnológicos y descubrimientos científicos. En un principio, el mensaje estaba orientado a la recordación de marca; luego, a partir de la segunda mitad del siglo, se empezaron a conocer las bondades de la persuasión a través del material gráfico publicitario.

La influencia del consumismo en la publicidad

La publicidad logra incentivar en las personas la necesidad de consumo de determinados productos o servicios. Sin embargo, también influye en su decisión de compra aun cuando los consumidores no necesitan algunos de los productos que promociona. He ahí su poder persuasivo; esta herramienta de promoción transformó el término “consumo” de su significado original que era destruir o acabar, a otro muy diferente relacionado con satisfacer necesidades y aspirar a obtener beneficios.

Bajo la óptica económica, desde la década pasada se le dio un fuerte impulso al consumo con la finalidad de impulsar la venta de productos y poner a andar a las industrias. La publicidad en general, y en especial la gráfica, fue una herramienta fundamental en ese estímulo y empezó a utilizar en su diseño elementos de la psicología de las personas, despertando sus necesidades y deseos e incitándolos a la compra.

La publicidad gráfica actual

Hoy por hoy, la publicidad gráfica ha cambiado mucho con respecto a lo que era en un principio. Con la llegada de los nuevos medios, se aceleró la evolución del diseño y la comunicación. De la misma forma, internet ha permitido un cambio radical en la manera en que concebíamos este tipo de publicidad hace apenas unos años atrás; los banners publicitarios en las web son un ejemplo de ello.

la historia de la publicidad

Los avances tecnológicos también han permitido la evolución de las herramientas de diseño que sirven para elaborar las piezas gráficas, las cuales permiten elaborar trabajos visualmente más atractivos que tienen mejor efecto en el consumidor. El enfoque que se le ha dado a la publicidad gráfica también cambió, dándole mayor peso a la emotividad para cumplir con su objetivo persuasivo.

En la actualidad, la publicidad gráfica se desarrolla a través de carteles, letreros, volantes, dípticos, trípticos, envases y otros elementos de identidad corporativa, elaborados con la intención de estimular la compra de productos y servicios para elevar las ventas. Este tipo de publicidad ha logrado desarrollar, a través de una comunicación creativa y sugerente, mensajes publicitarios más impactantes y efectivos, elevando la creatividad a un nivel de especialización sorprendente.