Te sugerimos los colores elegantes para tu oficina

colores elegantes

Te sugerimos los colores elegantes para tu oficina

La utilización de los colores genera diferentes estados de ánimo por lo que su elección es fundamental a la hora de crear un ambiente de trabajo ideal. En nuestra vida diaria estamos rodeados de color y cada uno de ellos despierta en nosotros un estado de ánimo diferente. En este sentido existe una teoría del color que ayuda a generar el estado de armonía y máxima productividad que necesitamos.

Es importante destacar que la existencia de colores corporativos no justifica su utilización en las áreas de trabajo. Estos suelen provenir de los manuales corporativos, como logotipos, papelería o folletos y su objetivo es buscar el impacto en el Cliente y ganar su atención, con lo que suelen ser poco recomendables a la hora de buscar el ambiente de trabajo ideal. En este sentido y buscando el equilibrio, te ayudamos a elegir unos colores de lo más elegantes para tu oficina.

colores para oficina

Escogiendo colores elegantes para la oficina

Los colores más utilizados en la decoración de oficinas son el blanco y el gris. Son colores elegantes, de fácil combinación y poco llamativos, pero no generan estados de ánimos concretos. En este sentido, sería un error decantarnos por una sola gama cromática y no optar por la utilización de diferentes colores. Estos cambios no tienen que seguir un patrón, ni un tema homogéneo, sino que deben buscar un objetivo concreto en cada sala.

  • Relax y reducción del nivel de estrés: Los marrones y los beige tienen efectos relajantes. La familia del azul se recomendada también en este sentido, siendo muy utilizada en  aquellos lugares donde el nivel estrés es elevado, como salas de espera de hospitales o salas de brókeres bursátiles. Su utilización también es rapta para aquellas áreas funcionales de la empresa donde se trabaja de forma individual.
  • Ambientes de trabajo cordiales: La utilización de tonos pastel favorece las relaciones interpersonales y ayudan a crear un ambiente de trabajo más familiar. La familia de blancos ayuda al orden y favorece la calma y el control.
  • Negociaciones: La gama de naranjas favorece la comunicación, la negociación y la conciliación de ideas. Son aconsejables para ayudar en la interacción con los demás.
  • Energía positiva: La familia de amarillos es muy recomendable en aquellos trabajos que requieren mucha energía, estimula la actividad cerebral y hacen más fácil la comunicación. La gama de verdes favorece la concentración y la creatividad y está especialmente indicada para ambientes creativos como las agencias de publicidad.

En resumen, optar por un color u otro a la hora de pintar una oficina moderna no es solamente un tema estético, hay que mirar más allá y buscar combinaciones de color que nos ayuden a conseguir objetivos. Por ejemplo, podemos optar por pintar las paredes en un color e introducir elementos decorativos como vinilos, alfombras o estanterías en otro color, se puede pintar el techo de cada estancia en un color concreto o pintar una de las paredes de forma distinta para buscar los contrastes. Esto ayudará a conseguir los objetivos deseados.