Descubre cómo se decoran los escaparates de primavera

escaparates de primavera

Descubre cómo se decoran los escaparates de primavera

Si en algo se nota la llegada de la primavera, además de alterar la sangre, es por el cambio de color que experimentan los escaparates. En un abrir y cerrar de ojos pasamos de tonos oscuros, como grises, marrones y negros, típicos de la estación invernal, a colores mucho más alegres y vivos, como los amarillos, verdes, morados y las distintas gamas de rosas.

Recordemos que el objetivo de cualquier escaparate es sorprender e impactar en el Cliente para que, durante el breve espacio de tiempo que este se detiene frente a él, podamos convencerle de que, si lo que está viendo le gusta, lo que va a encontrar en el interior es mucho mejor.

Pequeños trucos utilizados para decorar los escaparates de primavera

Para la decoración de un escaparate en primavera, y aunque resulte obvio, el recurso más fácil son las flores. Las flores constituyen el elemento más característico de la estación y su diversidad de formas y colores dan pie a jugar y realizar muchas combinaciones. Elementos muy sencillos como vinilos impresos, combinados con vinilos de corte y plantas naturales, permiten dotar de frescor y obtener combinaciones sorprendentes a precios muy reducidos.

Además de las flores, el recurso a la fauna típica de esta época del año, como las mariposas o los pájaros, dan mucho juego, permiten diversidad de colores y resultan impactantes para los clientes.

Un elemento importante a tener en cuenta son las escalas de los elementos decorativos. En el escaparatismo como en otras muchas facetas de la vida “el tamaño sí que importa” y se pueden logar impactantes efectos visuales de manera sencilla. Por ejemplo, se puede recrear un campo de hierba gigante en el que el producto o los maniquíes parezcan diminutos, o recrear mariposas o flores de distintos tamaños a modo de parque jurásico.

decoracion escaparates primavera

La importancia de los colores y la iluminación

En lo referente a los colores la diversidad es amplísima. Partimos de la premisa de que si el producto que vendemos no es de una marca muy reconocida, lo importantes es destacar el producto y no los elementos decorativos. Utilizaremos la decoración como gancho para atraer el interés del cliente en primera instancia, destacando siempre, en segundo plano, el producto. En este sentido una idea sencilla es decantarse por un color y resaltarlo, para ello podemos elegir un fondo neutro que disponga de elementos concretos en ese color, o repetirlo muchas veces, como hemos comentado la gama cromática de la primavera es amplísima.

Un último elemento imprescindible a tener en cuenta, es cuidar la iluminación. A través de ella  podemos recrear ambientes especiales o destacar elementos concretos. La combinación de luces directas con indirectas (desde los lados o desde abajo), de luces frías y cálidas y la utilización del amplio espectro de color que hoy en día nos permite la iluminación led, nos ofrece un sinfín de combinaciones. En este sentido es de destacar el efecto que se consigue con cajas de luz o elementos retro iluminados. Por ejemplo, una lona backlight con la iluminación concentrada en determinados puntos, hace que una foto cobre vida, que las plantas parezcan de verdad y que el impacto visual sea enorme.